5 de junio: Un día mundial del medio ambiente especial para nuestra vida salvaje/Ekainaren 5a: Ingurumenaren Munduko Egun berezia gure basabizitzarentzat

 karpinMañana celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente. La Organización de las Naciones Unidas ha elegido en el 2016 el lema  Go wild for life/ Enloquezca por la Vida con objeto de aunar esfuerzos para preservar la vida salvaje.

Los seres humanos hemos ido progresivamente poblando todos los rincones del planeta adquiriendo predominancia sobre las demás especies. Si bien el desarrollo humano ha generado una indiscutible prosperidad y mejorado, aunque de forma muy desigual, las condiciones de vida de muchos millones de personas ha supuesto también, sin lugar a dudas, profundos desequilibrios sociales, económicos y medio ambientales de difícil solución. Uno de los impactos más negativos ha sido nuestra influencia negativa sobre la diversidad biológica. La crisis de la biodiversidad, en gran medida resultado de la actividad humana, representa hoy una amenaza seria para el propio desarrollo humano.

En las últimas décadas la Comunidad Internacional ha ido tomando lentamente conciencia de esta cuestión y ha elaborado instrumentos como el Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica o el Convenio del Consejo de Europa relativo a la conservación de la vida silvestre y del medio natural en Europa.

Aunque significativos, estos esfuerzos no han servido para evitar que se sigan destruyendo los hábitats naturales, la proliferación de la agricultura intensiva o la contaminación de las aguas y del aire, fenómenos que han seguido su curso inexorable y amenazan con provocar la desaparición de infinidad de especies salvajes.

Estamos acostumbrándonos, desgraciadamente, a la extinción de especies en zonas remotas del planeta. En el año 2011 una subespecie del rinoceronte de Java se extinguió en Vietnam, mientras que los últimos rinocerontes negros occidentales desaparecían en Camerún.

Sin embargo, la amenaza de desaparición de los animales salvajes no siempre se sitúa en parajes recónditos. Muchos casos de extinción se producen localmente, sumándose así a la extinción global de estas especies. Por ello debemos exigir, además de una tolerancia cero con el comercio ilegal de especies silvestres amenazadas, una voluntad firme y decidida de promover la conservación y protección de la biodiversidad en nuestro entorno vital cercano.

Para los vascos, esto significa, en concreto, que debemos redoblar los esfuerzos y las iniciativas para preservar las diversas variedades de especies que habitan nuestra geografía.

El Ararteko desea aprovechar la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente para rendir homenaje al ilustre veterinario Xabier Maiztegi, quien comenzó un proyecto de acogida de animales heridos, abandonados o decomisados que fructificó en la creación de un centro de recuperación de la fauna silvestre en Euskadi. La fecunda labor de Xabier Maiztegi continúa hoy en centros como el parque Karpin, en las Encartaciones, o el centro de Basondo en Urdaibai, espacios de acogida de animales silvestres provenientes de decomisos por tráfico ilegal, abandonos o actuaciones de recuperación.

Esos centros, junto con los centros de recuperación de la fauna silvestre de Gorliz, de Mártioda y Arrano Etxea de Donostia, reflejan fielmente el auténtico espíritu del Día Mundial del Medio Ambiente, puesto que son enclaves educativos y de ocio responsable que sirven para sensibilizar a la ciudadanía acerca de los efectos de la acción del ser humano sobre otras especies. En sus instalaciones podemos encontrar animales de nuestro entorno como corzos, jabalíes, ciervos, zorros o gatos monteses También podemos observar de cerca animales que lamentablemente ya no están presentes en nuestro territorio, como linces o bisontes, antiguos moradores de los bosques de Euskadi. Incluso conviven con especies, otrora extinguidas de nuestros montes, que en los últimos años han dado señales de una tímida recuperación, no exenta de atávica polémica, como es el caso del lobo.

Hoy es un buen día para reflexionar sobre nuestro compromiso con el planeta y con la preservación de sus especies. Para que cada uno, desde su ámbito de responsabilidad, se pregunte qué es lo puede y debe hacer para que nuestra especie abandone su comportamiento depredador y sea capaz de convivir de modo sostenible con su entorno natural protegiendo la riqueza de nuestra fauna local, evitando el continuo deterioro del entorno, así como el empobrecimiento y pérdida de nuestra vida salvaje.

Vitoria-Gasteiz, 4 de junio de 2016

Manuel Lezertua Rodríguez

Declaración institucional de la Institución del Ararteko para el Día Mundial del Medio Ambiente

 CjNzciFXAAAElYf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *