Linea de Alta tensión y derecho a la información

En Muskiz se está instalando una doble linea de alta tensión, 2 x 400.000 voltios, que atraviesa la marisma del río Barbadum y termina empalmando en el monte Mello con la que viene de Penagos y va a Galdames. Atraviesa zonas rurales y en muchos casos terrenos comunales, en su trazado e instalación no se esta teniendo en cuenta los impactos sobre los arrendatarios de esos terrenos, agricultores y ganaderos que ven como crecen las pistas, cambian el curso de los regatos de agua y crecen las torres en sus terrenos sin haber sido informados en ningún momento. Denuncian que técnicos, concejales e incluso el Alcalde han entrado en su terreno sin ser previamente informados. Aunque se trate de terrenos comunales, ellos llevan años cuidándolos, pagan su canon anual correspondiente y consideran que se están vulnerando sus derechos. Sin entrar en temas de afecciones a la salud tanto de las personas como de los animales, el problema es grave y atenta contra el escaso medio rural que tenemos.En Muskiz se está instalando una doble linea de alta tensión, 2 x 400.000 voltios, que atraviesa la marisma del río Barbadum y termina empalmando en el monte Mello con la que viene de Penagos y va a Galdames. Atraviesa zonas rurales y en muchos casos terrenos comunales, en su trazado e instalación no se esta teniendo en cuenta los impactos sobre los arrendatarios de esos terrenos, agricultores y ganaderos que ven como crecen las pistas, cambian el curso de los regatos de agua y crecen las torres en sus terrenos sin haber sido informados en ningún momento. Denuncian que técnicos, concejales e incluso el Alcalde han entrado en su terreno sin ser previamente informados. Aunque se trate de terrenos comunales, ellos llevan años cuidándolos, pagan su canon anual correspondiente y consideran que se están vulnerando sus derechos. Sin entrar en temas de afecciones a la salud tanto de las personas como de los animales, el problema es grave y atenta contra el escaso medio rural que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *