Bases para el debate social sobre la pobreza energética en Euskadi

tercera-edad


¿Por qué hablamos de pobreza energética?

En pleno siglo XXI existe cada vez más gente en Euskadi que se encuentra ante  serias dificultades para poder mantener una temperatura adecuada en su casa durante los meses fríos. En concreto, más de un 10 % de la población. La encuesta de necesidades sociales 2014 sobre pobreza, documento que elabora el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco a fin de  analizar los distintos indicadores de pobreza y ausencia de bienestar en la Comunidad Autónoma de Euskadi, incorpora dos datos que han sufrido un incremento significativo en el periodo 2008-2012. El número de personas que tienen problemas para mantener su hogar a una temperatura adecuada durante los meses fríos ha alcanzado en 2014 a 235.526 personas, cuando en 2008 no llegaba a las 90.000. Por otro lado, en 2014 la población afectada por cortes de suministro de servicios energéticos en el hogar (incluyendo agua, luz o teléfono) afectó a 38.255 personas frente a las 35.191 de 2008.

Este indicador es conocido como “pobreza energética”, un fenómeno social que refleja las dificultades serias, o la imposibilidad, de acceso a los servicios energéticos necesarios en el hogar como el gas o la electricidad. Principalmente aparece como una consecuencia de la carencia de recursos económicos suficientes pero también puede ser el resultado de malas condiciones objetivas de la vivienda o del excesivo precio de los recursos energéticos.

La llamada de alerta acerca de este problema, desconocido en nuestro entorno hasta hace pocos años, la han lanzado diversos colectivos. Es el caso de la Asociación de Ciencias Ambientales, que en el año 2012 presentó un pionero informe sobre pobreza energética en España, o de la Plataforma por un nuevo modelo energético –en Euskadi Gure Energía- que con las reivindicaciones sobre el actual modelo energético ha puesto también de manifiesto esta penosa realidad. Esta cuestión ha sido incorporada a la agenda pública gracias a la labor de instituciones como el Sindic de Greuges o el Defensor del Pueblo que han presentado diversas propuestas a las administraciones púbicas dirigidas a definir a los colectivos más vulnerables. El Sindic de Greuges -en su informe sobre la pobreza energética en Cataluña en octubre de 2013– ya señalaba que la lucha contra la pobreza energética constituye una prioridad social que debe ser evaluada desde todos los ámbitos sociales.

Recomendación general para el debate social de la pobreza energética. La institución del Ararteko también considera oportuno llevar a cabo una profunda reflexión que favorezca el conocimiento y la prevención de la pobreza energética en Euskadi. Con ese objetivo presentamos este documento de bases para su debate. Es un documento abierto a los distintos grupos, agentes sociales e instituciones interesadas y dirigido a plantear propuestas y recomendaciones a las administraciones vascas. Se trata de poner en marcha medidas, acciones específicas que acompañen a las políticas públicas e iniciativas sociales ya existentes con el objetivo de reducir y paliar los efectos de este fenómeno que afectará a más de 200.000 vascos y vascas este invierno.

1358790742


Zergatik hitz egiten dugu energia-pobretasunari buruz?

XXI. mende betean, Euskadin, gero eta jende gehiagok zailtasunak ditu hilabete hotzetan etxean tenperatura egokia mantentzeko. Zehazki, biztanleen % 10 baino gehiagok ditu arazo horiek. Behar sozialei eta pobreziari buruzko 2014ko inkestak, Eusko Jaurlaritzaren Enplegu eta Gizarte Politiketako Sailak Euskal Autonomia Erkidegoko pobreziaren eta ongizate-gabeziaren adierazle desberdinak aztertzeko egiten duen dokumentuak, bi datu islatzen ditu, 2008-2012 aldian igoera handia izan dutenak. Hotza egiten duen urteko hilabete hotzetan etxea tenperatura egokian mantentzeko arazoak dituzten pertsonen kopurua 235.526raino iritsi da 2014an, 2008an, 90.000 baino gutxiago izanik. Bestetik, etxean zerbitzu energetikoen horniduran (ura, argia edo telefonoa barne) etenaldiak izan dituzten biztanleak 38.255 izan dira 2014an, 2008an, berriz, 35.191.

Adierazle horri “energia-pobretasuna” (edo “pobretasun energetikoa”) deritzo, eta etxean zerbitzu energetikoak (gasa edo argia) izateko arazo larriak edo ezintasuna islatzen duen fenomeno soziala da. Baliabide ekonomiko nahikorik ez izatearen ondorioz gertatzen da normalean, baina etxebizitzak baldintza objektibo txarrak izateagatik edo baliabide energetikoen prezioa gehiegizkoa delako ere gerta daiteke.

Hainbat kolektibok egin dute duela urte gutxi arte gure ingurunean ezezagun samarra izan den arazo horri buruzko alerta-deia. 2012an Espainiako energia-pobretasunari buruzko lehen txostena aurkeztu zuen Ingurumen Zientzien Elkarteak (ACA) edo Eredu Energetiko Berri Baterako Plataformak –Euskadin, Gure Energia– egungo eredu energetikoari buruzko aldarrikapenak eginez agerian jarri dute errealitate gogor hori. Gai hau Sindic de Greuges (Kataluniako arartekoa) edo Herriaren Defendatzailea (Espainiako arartekoa) bezalako erakundeen lanari esker sartu da agenda publikoan. Izan ere, erakunde horiek hainbat proposamen aurkeztu dizkiete herri-administrazioei, kolektibo ahulenak zehazteko helburuz. Sindic de Greuges-ek bere 2013ko urriko Kataluniako energia-pobretasunari buruzko txostenean dagoeneko aipatu du pobrezia energetikoaren aurkako borroka lehentasun soziala dela eta gizarte-eremu guztien ikuspuntutik aztertu behar dela.

Arartekoaren gomendio orokorra, Euskadiko energia-pobretasunari buruzko gizarte-eztabaidarako oinarriak. Arartekoaren erakundeak ere egokia deritzo Euskadin energia-pobretasuna ezagutu eta saihesteko hausnarketa sakona egiteari. Hori dela eta, eztabaidarako oinarriak jasotzen dituen dokumentu hau aurkezten dugu. Agiri irekia da, talde, gizarte-eragile eta interesa duten erakunde desberdinei zuzenduta, eta euskal administrazioei proposamen eta gomendioak emateko asmoz sortu da. Dagoeneko existitzen diren politika publikoak eta gizarte-ekimenak laguntzeko neurriak eta ekintza espezifikoak abian jarri behar dira, negu honetan Euskadin 200.000 baino biztanle gehiagori eragingo dion fenomenoaren ondorioak murriztu eta arintzeko.

 

2 opiniones en “Bases para el debate social sobre la pobreza energética en Euskadi”

  1. Está muy bien que esto se traslade a la Opinión Pública, pero yo no resido en Euscadi y aún asi, voy a opinar que, -El Agua, la Luz, el Pan, la Vivienda y la Educación, son bienes obligados para el pueblo que padece la lepra de los salarios más bajos de Salario Mínimo Interprofesional y que esto se debe de regular con los salarios de la Unión Europea. ¿Estamos en Europa?. Si es así, igualemos los salarios y así no habrá esta desigualdad y penurias de la población.

    1. Gracias José por tu visita a este blog y por tu opinión. La Unión Europea en este ámbito ha propuesto una directiva muy relevante que obliga a los Estados Miembros a disponer de sus planes de acción frente a la pobreza energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *